Los alumnos de TSEAS realizan ejercicio físico en el medio natural


NOTICIAS



23oct / 2019

Los alumnos de TSEAS realizan ejercicio físico en el medio natural

Los alumnos de TSEAS practican ejercicio al aire libre como actividad dentro de la asignatura “valoración de la condición física”.

 

 

Según un estudio reciente, elaborado por investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), durante los primeros cinco minutos de ejercicio al aire libre, sea cual sea la actividad realizada, es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo.

Porque a los reconocidos beneficios de hacer ejercicio se le añade el impacto positivo de permanecer en espacios verdes, rodeado de naturaleza y aire limpio, disfrutar de los rayos de sol y, en definitiva, de la sensación de libertad que no se tiene dentro de un gimnasio.

Estudios más recientes han demostrado que la exposición a rayos ultravioleta de individuos sanos consigue una reducción mantenida de la presión arterial.

Dado que una pequeña reducción de la presión arterial a nivel poblacional puede traducirse en un gran impacto sobre la mortalidad cardiovascular –por ictus o infarto de miocardio- podemos concluir que el ejercicio al aire libre tiene un claro efecto favorable sobre la población.

Beneficios de hacer deporte al aire libre:

1. El acceso a espacios verdes está asociado con la longevidad y la disminución del riesgo de enfermedad mental.
2. Menor sensación de fatiga (percepción del esfuerzo).

El medio ambiente provee a nuestro sistema nervioso de diversos estímulos agradables que sirven de distracción y reducen la conciencia sobre las sensaciones fisiológicas o emociones negativas. Esto puede ayudar a aumentar la cantidad de actividad física realizada y la motivación para continuar.
3. Después del ejercicio en espacios verdes, la presión arterial vuelve a los valores basales más rápidamente que cuando se realiza en zonas urbanas.
4. El beneficio para la salud psicológica es inmediato, ya que los primeros cinco minutos de ejercicio verde parece tener el mayor impacto en el estado de ánimo y la autoestima.
5. Mejora el manejo del estrés. Los marcadores endocrinos relacionados con el estrés como la adrenalina, noradrenalina y cortisol, caen después de estar en contacto con la naturaleza.
6. Promueve la creación de vitamina D. La obesidad suele estar asociada a bajos niveles de vitamina D, una vitamina que el cuerpo produce cuando la piel se expone directamente al sol y que fija el calcio y el fósforo para la formación de los huesos. El ejercicio al aire libre protege a las personas con sobrepeso de hipovitaminosis D.
7. Cuando corres al aire libre, los pasos son diferentes: se flexionan más los tobillos, hay más posibilidades de correr en pendiente (lo cual genera un movimiento que no es fácilmente replicado en una cinta), y se gasta más energía (Kcal) al resistir factores como el viento y las irregularidades del terreno.
8. Al andar en bicicleta, el presentar resistencia al viento también consume mucha más energía que andar en una bicicleta fija: es decir, si el objetivo es quemar la mayor cantidad de calorías posible, el parque le gana al gimnasio.

Fuentes: entreenate.es, deportesalud.com, efesalud.com

Volver a Noticias
↓