Taller de inteligencia emocional


NOTICIAS



09dic / 2019

Taller de inteligencia emocional

Los alumnos de 2º de ESO atendieron la semana pasada a un taller de inteligencia emocional donde trabajaron cómo interpretar emociones en los demás y cómo responder ante las mismas, descubriendo en cada alumno enfado, alegría, miedo, irá….etc. Ésta ha sido la primera de tres sesiones que se realizarán progresivamente.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La Inteligencia Emocional es la habilidad que tenemos las personas para reconocer nuestras propias emociones y las de las demás y la capacidad para regularlas o gestionarlas. Ésta se define por cuatro atributos fundamentales:

  • Conciencia de uno mismo. Cuando eres capaz de entender por qué respondes de cierta manera a una situación, entonces eres capaz de controlarla mejor y evitar el estrés y la incomodidad que esta implica. La otra fuente de auto-conciencia es una comprensión de la manera en que otros te responden.
  • Autogestión. Es tu capacidad para adaptarte a situaciones de cambio mientras te mantienes positivo, sin reaccionar a ellas rápidamente. La gestión de tus impulsos es la única manera de hacer frente a los retos con éxito y evitar que te sientas abrumado.
  • Conciencia social. Es la capacidad de entender las necesidades y preocupaciones de los demás. Las personas que son socialmente conscientes son capaces de relacionarse con los demás y atraerlos. Saben cómo hacer que cada individuo se sienta especial, entendido y respetado.
  • Gestión de relaciones. Es la capacidad de nutrir las relaciones e inspirar a las personas. Este es el atributo que más comparten los líderes. Inspirar a otros es natural para ellos y porque la gente cree en estos líderes fuertes, ellos son más propensos a superar desafíos.

¿Por qué son importantes las emociones?

Muchos investigadores creen que las habilidades emocionales deberían tener un alto grado de importancia en la enseñanza, al igual que las matemáticas, la lectura, la historia y la ciencia. De hecho, la investigación ha descubierto que a las personas que desarrollan la educación emocional les va mejor en la escuela, tienen mejores relaciones y tienen menos comportamientos poco saludables.

Además, hoy en día se buscan las llamadas habilidades sociales (social skills) – que incluyen persistencia, manejo del estrés y comunicación – en el mundo del trabajo, a medida que los empleos se mecanizan.

Las emociones nos permiten reconocer y comprender los acontecimientos importantes de nuestra vida, nos ayudan a ponernos en el lugar del otro y a establecer vínculos positivos con nuestro entorno, por eso cada vez se está hablando más de la inteligencia emocional y de la necesidad de implantarla en los colegios.

Aprender a reconocer nuestras emociones, a expresarlas y a gestionarlas adecuadamente es el objetivo de la educación en inteligencia emocional y las mejoras que podemos observar en los niños cuyas familias o colegios ya están educándoles en este terreno son bastante importantes.

Educar en emociones es ayudar a nuestros hijos a conocerse, a estar en contacto con su cuerpo y a escuchar y comprender lo que éste les quiere decir. Es desarrollar sus capacidades cognitivas como la atención, la concentración y la memoria, influyendo positivamente en el rendimiento escolar. Supone una mejora en la confianza en sí mismos, en la motivación y en el desarrollo de la afectividad.

Educar su inteligencia emocional es ayudarles a expresar, evaluar y compartir sus emociones con los demás, mejorar las relaciones sociales y aprender a manejar los conflictos. Es enseñarles a escuchar y comprender al otro, desarrollando su empatía. Es mejorar su autoestima y desarrollo personal.

 

Fuentes: psico-vida.com, 1globaltranslators.com, lamenteesmaravillosa.com, kambalaya.org

 

Volver a Noticias
↓