Día del Juguete 2020 en Colegio San Jorge


NOTICIAS



14ene / 2020

Día del Juguete 2020 en Colegio San Jorge

Con motivo del día del juguete el alumnado de Educación Infantil y Primaria trajeron al colegio un juguete, sólo uno, para compartir en los períodos de recreo con sus compañeros. Trajeron juguetes de uso cooperativo, evitando videojuegos o videoconsolas, así como juegos de alto valor económico.

Nuestros peques lo pasaron en grande interactuando con sus compañeros y compartiendo su juguete favorito.
LA IMPORTANCIA DE SABER COMPARTIR

Aprender a compartir no sólo es ir al parque y animar a nuestros hijos a dejar sus juguetes a otros niños, a pesar de las rabietas, los llantos y las negativas.
El compartir es un proceso largo que cuesta tiempo y requiere un aprendizaje. Al principio los niños lo quieren todo para ellos solos. Esto se debe a que los bebés, por naturaleza son egocéntricos, ven el mundo desde la perspectiva de ellos mismos, sin saber ponerse en el lugar de los demás.

Saber compartir para algunos niños puede ser un desafío. Es habitual que sea difícil para los niños considerar los deseos y sentimientos del otro, sobre todo cuando se les pide que presten alguna cosa. Aunque esto no quiere decir que sea imposible enseñarles a compartir. De hecho, el guiarles durante el proceso les ayuda a desarrollar habilidades más fuertes.

En los tres primeros años de edad, a los niños les cuesta mucho compartir. A estas edades no se puede esperar que el niño comparta por propia voluntad.
Es a partir de los tres años, cuando empiezan a tener gustos y afectos y además comienzan a compartir sus pertenencias. A los cinco años, ya comienzan a compartir, ya que disfrutan mucho más de los juegos en grupo, que en los juegos individuales.

El ser humano vive en sociedad y su naturaleza le lleva a compartir con otras personas. La supervivencia y el bienestar de las personas están ligados con las interacciones sociales, las relaciones y la colaboración entre personas.

  • Compartir nos ayuda a interaccionar con los demás y a lograr unas relaciones sanas y satisfactorias.
  • Cuando compartimos, no solo nos limitamos al objeto sino que también compartimos experiencia y vivencias.
  • Compartir nos hace más humanos, ya que nos permite preocuparnos por el otro y no solo por uno mismo.
  • Cuando compartimos desarrollamos habilidades sociales como la empatía y la asertividad.

A la hora de enseñarles a compartir debemos tener en cuenta:

  • Enseña a compartir, que no es lo mismo que obligar a compartir. A menudo obligamos a los niños a compartir y esto es un error, ya que no debemos forzar. En este caso los sermones no sirven, el niño no lo entiende.
  • Educar con el ejemplo es el punto más importante a tener en cuenta. Para transmitir valores, los niños tienen que experimentar la vivencia afectiva de los mismos. El niño lo vive en familia y lo interioriza.
  • Promueve juegos o actividades en los que sea necesario compartir. De este modo lo verá como algo natural y podrá aprender que compartiendo se puede disfrutar mucho.
  • Explícale que cuando preste sus juguetes se los van a devolver.
  • Déjale su espacio y sus cosas, no mezcles los juguetes. Es importante que el niño pierda el temor a mezclar o perder lo suyo.
 Otros artículos de interés:
Fuentes: corrillos.es, educayaprende.com
Volver a Noticias
↓