Charla "Medidas preventivas contra las altas temperaturas en verano"


NOTICIAS



11jun / 2019

Charla “Medidas preventivas contra las altas temperaturas en verano”

Con la llegada del verano y el calor es muy importante conocer los peligros que pueden ocasionar y cómo evitarlos. Nuestra enfermera Cristina, impartió la semana pasada charlas a los cursos de Educación Primaria y Secundaria sobre las medidas preventivas contra las altas temperaturas en verano.

Cada año la media de temperatura se incrementa con respecto a los anteriores debido a los múltiples factores que influyen sobre el cambio climático que vivimos actualmente. Asimismo, la radiación que nos llega de rayos ultravioleta (UV) es sin duda más potente y perjudicial para nuestra salud.

Esto se traduce en un aumento de los riesgos que las altas temperaturas y la radiación solar suponen para nosotros y en especial a los grupos de riesgo: bebés, niños, personas mayores y enfermos crónicos. Es por ello por lo que una adecuada prevención ante sus efectos resulta ser vital.

Aquí les dejamos los consejos de mano de Cristina León.

CONSEJOS PARA EL CALOR Y LA RADIACIÓN SOLAR

Departamento de Enfermería Colegio San Jorge

Los bebés, los niños pequeños, las personas mayores y los enfermos crónicos son los más vulnerables de sufrir alguna consecuencia del calor y la radiación. No obstante todos debemos mantenernos alerta en los meses de calor y protegernos con las siguientes medidas:

  1. Mantenerse hidratado: Hay que incrementar el consumo de agua. Es decir: beber agua aún sin tener ganas. Si se tienen problemas de retención de líquidos hay que consultar al médico previamente. Evitar el consumo de cafeína ni bebidas alcohólicas. En cuanto a los niños: deben llevar siempre una botella de agua en su mochila para el colegio.
  2. Ayuda entre todos: podemos ayudarnos, comprobando entre nosotros mismos que aquellos familiares y vecinos que pasan la mayor parte del día solos se encuentran bien.
  3. Si la casa tiene varios pisos, permanecer en la planta más baja, pues es la que se encuentra más alejada de la luz solar.
  4. Evitar aglomeraciones durante los días calurosos.
  5. Realizar los planes en el exterior durante las horas menos calurosas y de menos tráfico.
  6. Preparar la casa:
  • Si es posible, equípela con equipos de aire acondicionado. Puede poner paneles reflectantes en las ventanas (cartón y aluminio).
  • Los toldos o las celosías pueden reducir el calor que entra en la vivienda hasta en un 80%.
  • Limitar el uso del horno.
  • Abrir las ventanas por la noche.
  • Cubrir las ventanas con persianas, cortinas, toldos o celosías durante las horas más calurosas del día.
  • El ventilador ha de girar en sentido contrario a las agujas del reloj para mantener la habitación fresca. Si no, moverá el aire caliente depositado en el techo.
  1. En el colegio y en la calle:
  • Evitar salir a las horas más calurosas del día: entre las 12:00 am y las 16:00 pm.
  • Usar siempre protección solar alta: factor 50 (llevarla puesta antes de salir de casa al colegio).
  • Llevar siempre una botella de agua para mantenerse hidratado.
  • Usar gorro o similar.
  • Usar como gafas de sol para proteger los ojos de la radiación UVA.
  • Buscar siempre la sombra.
  • No olvidar la sombrilla si va a ir a la playa.
  1. Vigilar las comidas: Hay que alimentarse bien. Comer a menudo y elegir platos ligeros que contribuyan, al mismo tiempo, a mantenerte hidratado. Ensaladas, fruta, sopas frías (gazpacho…).
  2. Deporte: Muchos aprovechan las vacaciones para dedicarse a sus deportes favoritos, pero cuando hace mucho calor hay que reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas centrales del día.
  3. Ropa.Usar ropa ligera, tipo holgada, de tejidos transpirables como el algodón. A ser posible evitar los colores oscuros y optar por los claros.
  4. Ducha. No ducharse con agua muy fría. Más bien fresca-tibia: si bajamos mucho la temperatura del agua al ducharnos, el cuerpo tratará de conservar el calor aumentando la temperatura. Si es tibia será lo suficientemente fría para bajar la temperatura del cuerpo y lo suficientemente caliente para que el cuerpo no retenga el calor.
  • Con respecto a los bebés, además de todas estas medidas, se debe dar pecho o biberón más a menudo, así como agua fresca.

 

¡Gracias Cristina por tus consejos!

 

 

Volver a Noticias
↓