Actividades extraescolares en Be Academy (San Jorge)


NOTICIAS



16oct / 2019

Actividades extraescolares en Be Academy (San Jorge)

Las actividades extraescolares mejoran el nivel educativo, las relaciones interpersonales y aumentan la motivación de los alumnos. Es muy importante que los niños tengan actividades enriquecedoras fuera de las horas de clases, pero antes de imponérselas, los padres deben tener presente que no se trata de ocupar el tiempo porque sí, sino de buscar las actividades en las que los niños disfruten.

Be Academy ofrece un gran abanico de clases y actividades extraescolares.
Creemos que estas actividades son necesarias para los niños pero dentro de unos límites. Somos partidarios de que los niños tengan tiempo por las tardes para poder hacer los deberes y estudiar un rato, pero también para salir a jugar, disfrutar de su familia..

Se debe analizar cuáles son los gustos de cada niño de manera que la elección de dichas actividades contribuya a desarrollar todas sus capacidades. Para elegir correctamente se aconseja a los padres observar cuáles son los intereses del niño y cómo se manifiestan sus habilidades. En este sentido, también es recomendable que los propios niños elijan lo que quieren hacer, sin presión de los progenitores.

Entre los principales beneficios de orientar a los niños por medio de actividades extracurriculares, podemos señalar los siguientes:

Complementan la formación

Este tipo de actividades se pueden clasificar en dos tipos. Así, por una parte hay actividades que están relacionadas con las materias impartidas en el centro (clases de apoyo, idiomas…), y por otra existen actividades que desarrollan disciplinas que en el horario lectivo no están contempladas (artes plásticas, escénicas, deportes de competición..). En los dos casos las actividades extraescolares complementarán la formación del alumno.

Favorecen la socialización y fomentan el trabajo en equipo

Al ser un espacio más informal, las actividades extraescolares son perfectas para trabajar la socialización de los niños, ayudando así a formar una buena autoestima personal y social.

Estimulan el aprendizaje

No hay una sola forma de aprender ni los contenidos ni los valores. Por eso es muy interesante que el niño aprenda de diferentes profesores y monitores para que realmente integre el conocimiento y no la forma de realizarlo.

Aportan salud psico-emocional

Otra de las virtudes de las actividades extraescolares es su beneficio a nivel mental. Según diferentes estudios realizados, la práctica de deporte o la realización de actividades más académicas reduce la problemática entre iguales, mejora la hiperactividad o la sintomatología emocional repercutiendo positivamente en el rendimiento escolar.

Mejora la salud mental

Aunque la relación es diferente en función de si hablamos de niños o niñas, por norma general la participación en actividades extraescolares mejora la salud mental. En el caso de los chicos mejora las relaciones con los iguales, mientras que en las chicas hay un mayor nivel de salud mental general, mejores competencias a nivel social y mayor rendimiento académico (Molinuevo y Torrúbia, 2008).

Suponen una alternativa al ocio nocivo

En el día a día y tal y como están diseñadas las ciudades, la infancia y adolescencia de las grandes poblaciones concibe el ocio mediante videojuegos o delante del televisor. Las actividades extraescolares ofrecen una alternativa más saludable y completa a ese ocio nocivo.

Economizan el tiempo

Tener la posibilidad de hacer las actividades en el centro escolar es una manera de economizar el tiempo. De esta manera no existe obligación de desplazarse a una academia o centro deportivo. Normalmente desde las AMPAS se promueven este tipo de actividades con el objetivo de soslayar las dificultades de la vida actual (atascos, prisas…) y utilizar el tiempo de una manera consciente y productiva.

Ayudan a la conciliación

Finalmente, aunque no es un beneficio en sí para l@s peques, sí lo es para los papás y mamás que tratan de conciliar su vida laboral y familiar. En este sentido las actividades extraescolares proporcionan un margen de tiempo en el que padres y madres se aseguran de que sus hij@s están seguros y atendidos, a la vez que aprenden y se divierten, mientras continúan sus jornadas laborales.

A pesar de los beneficios que aportan estas actividades, la sobrecarga de las mismas es contraproducente para los estudiantes. Valentín Martínez-Otero, Doctor en Psicología y Pedagogía y profesor en la Facultad de la Universidad Complutense de Madrid, advierte del efecto negativo que esto puede ocasionar en las rutinas de los más pequeños y aconseja “encontrar un equilibrio entre las clases, las actividades y las relaciones con la familia y los amigos”.

Fuentes: vermislab.com, ultimahora.es, europapress.es, educacion2.com
Volver a Noticias
↓